La Revolución Tabacalera de 1857

La Revolución Tabacalera de 1857

La Revolución de Tabacalera de 1857, fue una guerra civil sucedida en la República Dominicana, ésta tuvo como causa modular el tabaco, cultivo de mayor especulación para el mercado europeo, y cuya producción en el Cibao había aumentado para el 1857 debido a la concentración de trabajadores del campo que permitió el licenciamiento de tropas del ejército.


Las operaciones de compra y venta del tabaco se efectuaban entre un agente comprador que realizaba su pago en oro y plata a un comerciante intermediario, quien a su vez pagaba con papeletas el tabaco de los cosecheros. Frente a la Gran Producción Tabacalera que auguraba un buen comercio y, por tanto, una buena afluencia de oro y plata. Báez pareció busca la posibilidad de revitalizar la economía, sobre todo conociendo que la papeleta de revitalizar la economía, sobre todo conociendo que la papeleta nacional escaseaba.


Por tal razón solicitó al senado consultor, en abril de 1857, la autorización para emitir 6 millones de papeletas, de las cuales 2,000,000 se utilizarían para reemplazar a las ya deterioradas y 4,000,000 para evitar la escasez de las mismas. De éste modo se estabilizaría el cambio y los cosecheros no saldrían perjudicados. En años anteriores, cuando las papeletas escaseaban, los comerciantes pagaban a los cosecheros con “vales” y los forzaban a gastar los vales en sus propios establecimientos. Al emitir el gobierno los  6,000,000 de papeletas, no se establecieron los procedimientos claros para el cambio que efectuaron emisarios de Báez, al mismo tiempo que se aumentaba la emisión a unos 18 millones.




La situación planteaba que a mayor circulación de papeletas se produciría una devaluación monetaria, lo cual perjudicaba a comerciantes y cosecheros. Ante la situación provocada por Buenaventura Báez se produjeron varios acontecimientos, donde comerciantes, grandes cosecheros, militares e intelectuales se habían reunido en la Fortaleza San Luis, en Santiago, y se declararon en rebelión abierta contra Báez, a quien acusaron de quitarle “Al pueblo el fruto de su sudor”. Desde el Cibao, la rebelión se extendió rápidamente. El general Franco Bidó sitió Santo Domingo, mientras Mella procedía a tomar Samaná.


Paralelo al gobierno de Báez, se eligió un gobierno provisional en Santiago, dirigido por José Desiderio Valverde, y entre los que figuraban Pedro Francisco Bonó, Ulises Francisco Espaillat, Belisario Curiel, Benigno Filomeno Rojas, entre otros. El gobierno provisional decretó una amnistía y promovió el regreso de Pedro Santana, a cuyo regreso se le otorgó el mando de las tropas que sitiaban Santo Domingo. De éste modo, la Guerra Civil pasó a ser también una lucha con caracteres personales entre Báez y Santana.


Mientras la lucha se desarrollaba, en Moca se celebró un Congreso Constituyente el 7 de diciembre de 1857, donde se presentaron dos proyectos de constituciones, uno federal y otro unitario centralista, éste último acabó siendo el aceptado. Además de esto se había designado a Santiago de los Caballeros como capital de la República y se estableció que “Ningún ciudadano que hubiese ocupado la presidencia podía ser elegido de nuevo sin haber transcurrido un período íntegro entre su último ejercicio y la nueva elección”. José Desiderio Valverde y Filomeno Rojas fueron confirmados como Presidente y Vicepresidentes provisionales respectivamente.


La defensa asumida por Báez en Santo Domingo no rompió el cerco que había establecido Santana, y éste se hizo tan fuerte que fue necesaria la intervención de los cónsules de España, Francia e Inglaterra para que se produjera un armisticio. Báez y los suyos abandonaron la República y Santana ocupó la ciudad casi arruinada, en nombre de los revolucionarios del Cibao.




La Guerra Civil o la Revolución de 1857 no sólo produjo el fin del gobierno de Buenaventura Báez  el retorno del caudillo Santana, también puso de manifiesto el poderío económico y político, así como las ideas liberales que se desarrollaban en el Norte de la República, especialmente en la región del Cibao. Sin embargo, el 27 de Julio de 1858 (Apenas un año después de la revolución), sectores del Sur y del Este iniciaron un movimiento de Contrarrevolución y de apoyo a Santana que desconoció al gobierno del Presidente Valverde y la constitución regionalista. La adhesión nacional al caudillo Santana provocó la renuncia del gobierno de Santiago, cuyos miembros, en su mayoría, abandonaron el país.


Pedro Santana asumió la presidencia de una República deshecha económicamente por la guerra, estancada en su población, con un Estado endeudado y asediado otra vez por una posible invasión haitiana. Tal panorama provocó que Santana iniciase una búsqueda de un protectorado, fijando su atención en España y Estados Unidos.


  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Icono negro LinkedIn

©2018 by Bibliotecadigsan. Todos los derechos reservados.